La portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular, Catalina García, ha calificado hoy en Córdoba la Ley de Sostenibilidad del Sistema Sanitario de la Junta de Andalucía como “inútil e inconcreta”.

En rueda de prensa junto al coordinador de Sanidad del PP andaluz, Jesús Aguirre, y la parlamentaria del PP de Córdoba Rosario Alarcón, la portavoz popular ha afirmado que su Grupo Parlamentario ha presentado una enmienda a la totalidad al Proyecto de Ley de Sostenibilidad del Sistema Sanitario Andaluz por su “falta de transparencia y su falta de compromiso tangible”.

García ha asegurado que se trata de un proyecto de ley que no garantiza la igualdad de acceso de todos los andaluces al sistema sanitario, “ya que es una mera declaración de intenciones y no concreta nada”.


Ha criticado que “después de todo lo que ocurre con la sanidad no se compromete a la financiación pública” y habla de un grupo de interés “que no define quienes son cuando los que han de estar son los asociaciones de pacientes y los profesionales del sector”.


Sin embargo,
Catalina García ha destacado que “el Gobierno blinda las unidades de gestión clínica regulándolas por ley, es decir, regula por ley una estructura organizativa que nadie quiere regular”. Además, según ha recordado, el propio Consejo Consultivo ha reflejado que la futura ley “no establece vínculos, no soluciona los problemas del sistema sanitario y no es participativa”.

La portavoz de Sanidad del PP en el Parlamento de Andalucía ha subrayado que su formación no puede estar de acuerdo con una ley “que no dialoga con nadie, una ley en la que el modelo es el mismo para los mismos problemas en definitiva, una ley que no soluciona nada y que no es factible”.

El único logro de la Junta de Andalucía en materia de Sanidad ha sido poner a todos los andaluces de acuerdo para salir a la calle a decirle ¡Basta ya! al modelo sanitario del PSOE durante cuarenta años”, ha destacado García.

Deterioro de la calidad asistencial en Córdoba


El coordinador de Sanidad del PP andaluz, Jesús Aguirre, ha reprochado al Gobierno del PSOE el deterioro de la calidad asistencial que sufre Andalucía. “Contamos con un servicio de atención primaria colapsado, sin que se sustituyan las bajas y perdiendo hasta 738 profesionales en la provincia de Córdoba”.

Aguirre también se ha referido a las listas de espera en Andalucía, la mayor de España al alcanzar las 300.000 personas. “En nuestra tierra sufrimos la subasta de medicamentos, llevando al desconcierto a los pacientes y sin que repercuta el supuesto ahorro económico. Un tema que también perjudica a los pacientes de enfermedades raras, que se quejan de los problemas que sufren para acceder a sus medicamentos y de la falta de inversión para conseguir medicamentos innovadores”.

Esto ocurre, básicamente, porque somos la Comunidad Autónoma que menos invierte en Sanidad por habitante y año, ya que en Andalucía es de 1.048 euros frente a la media nacional de 1.305 euros”, ha asegurado Aguirre.

Por su parte, Alarcón ha suspendido la gestión sanitaria de Susana Díaz en Córdoba. Ha recordado que la presidenta de la Junta tiene pendientes en Córdoba el Hospital de Alta Resolución de Palma del Río, el CARE de Priego de Córdoba, el Centro Sociosanitario de Lucena, los centros de salud de Villanueva de Córdoba y de Huerta de la Reina y el Plan de Modernización del Hospital Universitario Reina Sofía”.