La portavoz del Partido Popular en la Diputación de Córdoba ha solicitado al equipo de gobierno de PSOE e IU que lleven a cabo un plan de seguridad para los trabajadores a consecuencia del Covid-19 para reiniciar las obras PFEA (Programa de Fomento del Empleo Agrario) en nuestra provincia.

Para Ceballos, todas las administraciones públicas están trabajando en las medidas que se deben adoptar en el momento que el Gobierno inicie el desconfinamiento y volvamos poco a poco a la normalidad; por ello es más que necesario que el gobierno de esta Diputación tenga listo y a punto un plan de seguridad para la vuelta al trabajo de las obras PFEA en todos los municipios de la provincia.

 

Según las informaciones que llegan cada día desde el Gobierno central, a partir del mes de mayo se podrán ir reactivando diferentes labores profesionales, entre ellas las más de 300 obras del PFEA previstas en los 77 municipios de la provincia de Córdoba. “Creemos que esta Diputación debe estar preparada para cuando llegue ese momento y siguiendo las pautas y recomendaciones de las autoridades sanitarias, establezca un plan de seguridad para la protección de los trabajadores como procedimiento previo e indispensable para la reanudación de las obras que se llevan a cabo en la provincia a través de este plan de empleo”, afirma.

 

Así mismo, la Diputación de Córdoba debe informar, con la antelación suficiente, a todos los ayuntamientos de la provincia de las medidas implantadas para que las obras, que se suspendieron por seguridad en marzo con la entrada en vigor del estado de alarma, se reanuden a partir de mayo garantizando la salud de los trabajadores. “La comunicación del plan de seguridad a los ayuntamientos debe ser el paso previo para que las actuaciones del PFEA se reinicien cuanto antes”, afirma.

 

Este plan de empleo permite a los ayuntamientos contratar a trabajadores del campo una vez terminen sus campañas agrícolas. A través de estas obras se llevan a cabo actuaciones necesarias en vías públicas e instalaciones municipales de nuestros pueblos y pequeñas ciudades.

 

“Para poder volver a reactivar las obras PFEA, que pueden tener un horizonte cercano en el mes de mayo, nuestra mayor preocupación es la salud y seguridad de los cordobeses”, afirma Ceballos. Por ello, las medidas que debe recoger ese plan deben tener como objetivo proteger a los trabajadores y al resto de la población, minimizar al máximo cualquier riesgo y, al mismo tiempo, asegurar que el Plan PFEA continúa generando riqueza y empleo en los municipios cordobeses, especialmente en los de menor población, dice la portavoz popular.

 

Ese plan de seguridad debe contemplar medidas preventivas que se dividan en distintas categorías como higiene personal, de organización, a tener en cuenta también protocolos antes y durante el desplazamiento a los centros de trabajo, de protección personal, gestión de residuos y de personas con síntomas. Además es fundamental la aportación de EPI, geles hidroalcohólicos y papeleras con bolsas de plástico entre otros materiales higiénicos para desarrollar con seguridad el trabajo. Y por otro lado, los ayuntamientos podrían asumir la gestión de tomar a cada trabajador una declaración responsable en la que se certifique que no pertenecen a ninguno de los grupos de riesgo de la Covid-19.

 

Una vez que salgamos del estado de alarma y volvamos a retomar la actividad lo más normalizada posible, estas obras del PFEA va a ser vitales tanto para muchos cordobeses como para nuestros ayuntamientos, sobre todo para los municipios de menor población, ya que es una de las principales herramientas con las que contamos para igualar oportunidades entre los cordobeses y fijar a la población en los municipios, concluye Ceballos.