El PP, a través de la parlamentaria Rosario Alarcón, ha pedido a la Junta de Andalucía respeto e inversiones para el denominado turismo religioso. “La Junta tiene complejos para defender el turismo religioso tal y como hemos podido comprobar al ponerse de perfil en polémicas suscitadas por ejemplo con el cambio de nombres religiosos de calles, como ha ocurrido en Sevilla. “No queremos que se convierta en una moda por lo que pedimos a la Junta que garantice y propicie el máximo respeto a todas las manifestaciones religiosos que existen en Andalucía”.

Alarcón, que hizo estas peticiones en la comisión de turismo del lunes en el Parlamento andaluz, ha anunciado que el PP va a presentar una proposición no de ley para que se reconozca el turismo religioso como un segmento específico y que se destine parte del presupuesto andaluz a apoyarlo. Así, en el caso concreto de la Semana Santa, la parlamentaria andaluza abogó por que se destinen ayudas a las hermandades y cofradías que la hacen posible. “En Semana Santa la Junta no pone nada y recibe mucho porque la marca Andalucía se exporta al mundo entero”, ha subrayado.

Alarcón ha recordado que, según estudios económicos, la Semana Santa tuvo en Córdoba un impacto económico de 29 millones de euros el pasado año y propicia la creación de 9.300 puestos de trabajo.

Por otro lado, la parlamentaria del PP ha aprovechado para pedir a la alcaldesa de Córdoba y su equipo de Gobierno que mantenga abiertos los museos municipales durante toda la Semana Santa porque, ha destacado, “tenemos que mantener abierta Córdoba de par en par a los turistas”.