El presidente del Partido Popular Córdoba Adolfo Molina ha anunciado que su partido se moviliza contra Ley Orgánica de modificación de la Ley Orgánica de Educación (Lomloe), también conocida como Ley Celaá, “un ley sectaria e injusta que crea desigualdades, que discrimina y que atenta con los derechos fundamentales de muchos cordobeses, como es la libre elección de la educación que queremos para nuestros hijos”.

Molina, junto al diputado nacional Andrés Lorite y el alcalde de Córdoba José Mª Bellido, ha anunciado que los populares participarán en las movilizaciones que la plataforma Más Plurales está convocando para este domingo, nos sumamos a la recogida de firmas y  presentaremos mociones en los plenos de ayuntamientos y Diputación. “Llegaremos al Tribunal Constitucional si hace falta”, dice.

“El Partido Popular siempre ha apoyado la libertad y los derechos de los ciudadanos, y más aún el derecho constitucional de los padres para elegir la educación de sus hijos”, comenta Molina y añade, “con este ley el Gobierno de Sánchez e Iglesias consuman un atentado hacia la educación concertada, pero también contra la calidad de la educación pública, a la vez que cercena los derechos en la educación especial y se quita el español como lengua vehicular”.

El presidente popular ha recordado que en la provincia de Córdoba hay más de 100  centros concertados, con más de 2.800 empleados entre personal docente y no docente, y 25.000 familias “que ven cómo esta ley carga contra ellas”.

El PP de Córdoba, según ha dicho su presidente, apoya sin fisuras a los centros concertados, asociaciones de madres y padres y los sindicatos, unidos en la plataforma Más Plurales que están haciendo frente a esta injusticia manifiesta cometida por el Gobierno central. “Vamos a seguir dando la batalla, nos unimos a la campaña iniciada por el PP nacional recogiendo firmas en las sedes en contra de esta ley; vamos a llevar mociones a los ayuntamientos y la Diputación, y acudiremos  a la manifestación convocada por Más plurales para el próximo domingo en coche.

Molina ha recriminado que es una ley sectaria, sin consenso y va a tener al PP enfrente dando la batalla por algo que es sagrado para los populares, como es la libertad.

Por su parte Andrés Lorite ha lamentado que ayer fue un día triste para la educación española y para los derechos de los españoles en su conjunto.  “Ayer el Congreso de los Diputados aprobó por la mínima esta ley, la más sectaria, radical e ideologizada en materia de educación de toda la trayectoria democrática”.

Lorite ha criticado que la Ley Celaá “ataca con contundencia a la libertad y, por tanto, a los principios constitucionales, ataca la calidad educativa, va en contra de la educación concertada y la educación especial, y aparta al castellano como lengua vehicular en el modelo educativo, que es el constitucional”.

“Lo que representa la Ley Celaá es la cesión y el arrodillamiento del Gobierno de Sánchez e Iglesias ante las pretensiones separatistas”, comenta Lorite quien ha recordado que en la tramitación parlamentaria se ha visto cómo en tiempo récord y con el mínimo consenso se ha aprobado una nueva ley de educación, sin consenso con los grupos parlamentarios, ni con los agentes sociales, ni los profesionales educativos, ni las organizaciones de padres y madres, absolutamente con nadie de la comunidad educativa”. “Con los únicos con los que el Gobierno sí ha negociado son con las fuerzas separatistas, y en su agenda ideológica bloquean el uso del castellano como lengua vehicular”, lamenta.

Según Lorite el PP no va a aceptar bajo ningún concepto este ataque sin precedentes en materia educativa a la Constitución Española, a la educación especial, a la concertada y al castellano. “Vamos a defender la libertad educativa en todos los ámbitos, entre ellos en el Tribunal Constitucional, y en el momento que el PP tenga ocasión de gobernar, quedará derogada inmediatamente esta ley absolutamente injusta y que se sale del marco constitucional”, dice.

Por su parte, José María Bellido ha manifestado que “todo el PP va a dar la batalla para defender la libertad de todos y esencial, que es la educativa, dado que hay ataques profundos en esta legislación como a la libertad de elección de las madres y padres”.

Bellido ha lamentado que esta ley cercena la educación especial en España, y ha mostrado su solidaridad con todos los padres y madres cordobeses que tienen a un hijo con necesidades especiales de enseñanza en un centro de educación especial y ven cómo se les quiere imponer un modelo del que muchos están convencidos que va en contra precisamente de la formación y el desarrollo personal, comenta el Alcalde.

Así Bellido  ha defendido el derecho constitucional del castellano como la lengua de todos siendo vehicular. “Vamos a librar esta batalla por la libertad educativa de nuestros hijos, la libertad de enseñanza y desterrar leyes sectarias que se alejan del consenso y el acuerdo, que lo que hacen es dividir, crispar y traer nuevamente a la sociedad española políticas que profundizan en el enfrentamiento entre españoles”.

El alcalde de Córdoba ha anunciado que llevarán está moción al pleno de diciembre del Ayuntamiento de Córdoba y espero “el apoyo mayoritario del Pleno para que se vuelva al acuerdo y consenso constitucional en materia educativa, que se cumpla con la Constitución al garantizar el derecho de todos los españoles a que el castellano sea la lengua vehicular en todas partes de España, apoyar a la enseñanza concertada con la libertad de elección y requerir al Gobierno que se vuelva a la atención en la educación especial. “Apoyamos todas las movilizaciones que se celebren para exigir la vuelta al modelo educativo que une a todos, vamos a estar en esta batalla social, cultural y por la libertad”, concluye.