El presidente del PP de Córdoba, Adolfo Molina, ha presidido en Moriles la reunión comarcal de los populares de la Campiña y se ha erigido en “la única garantía de cambio” en las elecciones del 2D, ya que Ciudadanos “ha fallado” y está “oxidado” por el “pacto bipartito con el PSOE”.

“Estamos muy cerca, extremadamente cerca”, ha dicho Molina en una rueda de prensa en la que ha calificado las elecciones del 2 de diciembre como un “referéndum” en el que hay que preguntar a los andaluces si quieren llegar hasta los 44 años de socialismo en la comunidad o si quieren un cambio que cree que sólo garantiza el PP.

Ha opinado que son las elecciones “más abiertas” de la autonomía andaluza y que tras los comicios se verá “si hay una suma a qué acuerdos se puede llegar”, aunque ha insistido en “por primera vez hay una mayoría alternativa que va a liderar el PP”.

“Ese gobierno diferente tiene que ser liderado por el PP, si nosotros no lideramos ese cambio aquí no habrá ningún cambio”, ha manifestado.

Molina ha advertido de que puede haber votantes que “de buena fé” confíen su apoyo a Cs pero después eso sirva para mantener al PSOE en el Gobierno como esta legislatura, por lo que ha vuelto a pedir que garanticen antes de los comicios que no pactarán con Díaz.

Ha criticado los argumentos para la convocatoria por anticipado de elecciones, ya que, según el dirigente de los populares cordobeses, sólo se debe al “miedo” de Susana Díaz a los casos de corrupción, al “defecto Sánchez” y a un PP que está “en ascenso”.

Ha acusado a Díaz de “faltar a la verdad” en sus explicaciones, ya que “falta de estabilidad no ha habido”, y ha defendido que el adelanto está “precipitado” por un asunto principal, “el cerco de la corrupción”, con el caso de los ERE pendiente de sentencia y con la comisión de investigación de la FAFFE constituida en el Parlamento.

“Había estabilidad, lo que no había era transparencia ni interés por destapar la corrupción”, ha añadido Molina, quien también cree que Díaz tenía miedo a que los andaluces sepan “la verdad”; a la coincidencia con las elecciones generales por el “efecto contagio negativo”; y al miedo a un PP “en ascenso” que fue el más votado en las generales en la comunidad.

Molina cree que los andaluces tienen ahora “una gran oportunidad” porque “por primera vez en cuarenta años tenemos la oportunidad real de un cambio político”.

Ha deslizado la “duda razonable” de cualquier elector que piense en votar a Ciudadanos o Adelante Andalucía porque podría servir para mantener al PSOE, lo que ha contrapuesto al PP, que es “la única fuerza que no va a pactar, los demás está por ver”.