El presidente del PP de Córdoba, Adolfo Molina, ha criticado este miércoles que la Junta de Andalucía debe más de 30 millones de euros a la Diputación Provincial de la ayuda a domicilio sobre la dependencia desde hace un año y dos meses, según los datos conocidos este martes en el consejo rector del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS).

En una rueda de prensa, acompañado por el portavoz del PP en la Diputación, Andrés Lorite, y la portavoz adjunta, María Jesús Botella, Molina ha advertido de que el nuevo Gobierno andaluz, que confía en que sea con el PP al frente, “se va a encontrar una herencia envenenada, llena de agujeros y trampas”, de ahí que haya exigido al socialismo “máxima transparencia en su salida de la Junta” y que “paralice los enchufes que hay ‘in extremis’ de cargos políticos”.

En este sentido, ha subrayado que “por primera vez se han reconocido las cifras que adeuda la Junta al IPBS”, de manera que después de que la presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, decía que “esto lo pagaba la Junta a pulmón”, el popular ha reprochado que “el pulmón no lo ponía la Junta”, sino que “las diputaciones y los ayuntamientos son los que de verdad sostienen a pulmón el sistema que da empleo a 40.000 personas en Andalucía”. En Córdoba hay más de 10.000 dependientes a la espera de las valoraciones de la Junta para acceder a la ayuda a domicilio.

Al respecto, Molina se ha preguntado “cuántos agujeros más como éste nos vamos a encontrar cuando se abran los cajones y se levanten las alfombras de la Junta después de 40 años de opacidad de gobiernos socialistas”, y ha lamentado que hasta ahora esa deuda con la Diputación de Córdoba no se haya hecho pública. “Mucho nos tememos que ahora el PSOE pretenda endosar esas cifras al nuevo gobierno”, ha espetado.

En palabras de los populares, este hecho es “un escándalo inmoral e indignante”, de ahí que hayan exigido a la Junta que pague “hasta el último céntimo” a las diputaciones y ayuntamientos en materia de servicios sociales “antes de abandonar el Gobierno andaluz”, ha remarcado el portavoz del PP en la institución provincial.

Al hilo de ello, Lorite ha cuestionado dónde ha estado el presidente de la Diputación y secretario general del PSOE cordobés, Antonio Ruiz, desde octubre de 2017, porque “no ha reivindicado” a la Junta dicho dinero, de modo que “ha sido un absoluto ‘corderito’ para Susana Díaz y su gobierno”.

Y la portavoz adjunta del PP ha lamentado “el silencio realmente sorprendente” del PSOE, que ha tachado de “vergüenza”, a lo que ha añadido que “la Diputación adelanta el dinero para la prestación del servicio a 3.826 personas en la provincia”, pagando 2,6 millones de horas de trabajo en 2018, que “si no es por la Diputación, no se habrían cobrado”, ha manifestado Botella, entre otros aspectos.