El presidente del Partido Popular de Córdoba y parlamentario andaluz Adolfo Molina ha reaccionado a las declaraciones de la diputada socialista Rosa Aguilar afeando a la Junta de Andalucía un supuesto recorte de fondos destinados a programas de empleo. “Es muy lamentable el papel de oposición que está llevando a cabo el PSOE en Andalucía y en Córdoba, más aún cuando todo el mundo sabe en qué se gastó el dinero de los parados andaluces cuando gobernaba”, afirma.

En lugar de arrimar el hombro y trabajar para ofrecer oportunidades de futuro a los andaluces y herramientas para hacer más fácil la vida de miles de andaluces y cordobeses que hoy lo están pasando mal, el Partido Socialista prefiere embarrar la gestión política en un tema tan delicado como los programas de empleabilidad y fomento del empleo; “después de todo lo que ha pasado en Andalucía en las últimas décadas, lecciones a nadie”, sentencia Molina.

Parece ser, continúa, a esta diputada socialista no le ha gustado que la Junta esté invirtiendo recursos económicos en servicios informáticos y robots  que agilicen con solvencia el elevado volumen de solicitudes a trámite ante los paquetes de ayudas aprobados por el gobierno andaluz junto a los agentes económicos y sociales de Andalucía, dice.

“Está claro que el PSOE prefiere el modelo de Pedro Sánchez que anuncia unas ayudas que no llegarán hasta septiembre u octubre, al modelo andaluz ágil, rápido, con todas las garantías y sin papeleo para que no se aburran las empresas y desistan”, comenta y añade, “más le valdría al PSOE adaptarse a los tiempos y conocer la realidad: las empresas están sin aire, muchas con solo un hilo de vida y el gobierno andaluz trabaja y apuesta por una Administración del siglo XXI que venga a ayudar a las empresas y autónomos, no a crearles más problemas”.

Además es rotundamente falso que se recorten fondos para programas de empleo: más de 522 millones de euros de los presupuestos de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo en este año 2021 se destinarán a programas para mantener la ocupación en sectores que se están viendo especialmente dañados por la crisis, los que supone un 37% más de inversión en políticas de empleo.

Esto se une a la activación de 500 millones de los 732 millones que el presidente Juanma Moreno firmó con los agentes sociales y económicos y de los que ya se pueden beneficiar muchos andaluces y cordobeses, y la reactivación de los cursos de formación para el empleo con una inversión de 41 millones de euros, que permitirá la puesta en marcha de 1.500 acciones que beneficiarán a más de 123.000 personas en toda Andalucía. Los primeros cursos se pondrán en marcha hasta junio y estarán destinados a desempleados, con una inversión de 26,4 millones, y se desarrollarán en las ocho provincias andaluzas.

“Si esto son recortes es que el PSOE ha perdido completamente el norte, la ubicación y el destino”, concluye Molina.