El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, ha advertido este martes de que en los últimos días “se vive algo inédito y se genera una polémica gratuita y estéril”, como es “el ataque por parte del PSOE a la escuela concertada”, algo que “no se entiende, salvo que haya una motivación claramente ideológica y política”.

Así lo ha subrayado Juanma Moreno en declaraciones a los periodistas en Córdoba, tras reunirse con el presidente de Escuelas Católicas Córdoba, Antonio Manuel Guerra, acompañado del presidente de los populares cordobeses, Adolfo Molina.

Según ha aseverado, “hay una demanda que es evidente por parte de la ciudadanía de centros concertados y prueba de ello es que hay muchos padres que hacen de todo prácticamente para poder que su hijo pueda estar en un centro concertado”.

Al respecto, ha señalado que “la educación concertada cumple clarísimamente los parámetros educativos, que a veces incluso superan los parámetros que marca la propia administración pública y que en términos económicos es más eficiente, por lo menos para el erario público”.

Igualmente, ha dicho que “la escuela concertada es también tradicional, porque son muchos los centros que tienen más de cien años que están en barriadas donde hay familias desestructuradas, barriadas donde hay once o 12 nacionalidades, donde hay muchos problemas y la educación concertada es un servicio muy importante”. Por tanto, “hay que romper a veces los prejuicios absurdos”, ha apostillado.

De este modo, ha subrayado que “algo que funciona y demandan de manera mayoritaria los ciudadanos, ¿por qué se entra en una polémica que es completamente absurda?”. Así, ha apuntado que en la misma “está entrando el Gobierno de Pedro Sánchez, que no hay charco en el que no quiera meterse”, con “un ataque directo y frontal a un modelo educativo que funciona desde hace tiempo y que no ha generado problemas”.

Mientras, ha criticado que “la presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, se jacta de decir que en Andalucía hay menos educación concertada que en el resto de España, cosa que es cierta”, pero eso, según Moreno, “no debería precisamente enorgullecer, porque algo falla cuando se limita el desarrollo de esa escuela, que es parte del sistema público”.

También, el popular ha expuesto que “los padres tienen absoluta libertad para decidir la educación de los hijos, una libertad consagrada en la Constitución Española”, por lo que “ningún político del PSOE, ni de Podemos, ni del PP puede decirle a un padre dónde tiene que llevar a sus hijos para escolarizarse y darle educación”, ha advertido.

“Ese principio debemos de respetarlo todos y de manera muy especial la propia administración, en este caso la Junta”, ha enfatizado Juanma Moreno, quien ha adelantado que “cuando sea presidente de la Junta no se va a restar ni una sola línea de centros concertados donde haya demanda”, “los servicios que se dan en la concertada se van a igualar a los que se dan en la pública” y trabajará hacia “un objetivo de calidad en la educación, para que sea un instrumento útil para que los jóvenes andaluces puedan competir en un mundo globalizado”
Ha aconsejado además “preocuparse menos de entrar en confrontaciones ideológicas y políticas, que son estériles, absurdas y sin rigor”, y por contra ha abogado por centrarse más en “marcar el objetivo de calidad en la educación pública y concertada para los niños”, con el fin de “abandonar la tasa de abandono escolar que hay tan alta y que no haya 140.000 jóvenes que no han podido optar a formación profesional, habiendo en la concertada plazas”, entre otros aspectos que ha citado.

“LAS INQUIETUDES” DEL SECTOR
Por su parte, el presiente de Escuelas Católicas Córdoba ha informado de que “las inquietudes, tanto de presente, como de futuro”, indicando que “lo último que ha salido desde el Gobierno central hablando de la concertada como centros elitistas no tiene nada de cierto”, a lo que ha añadido que sí cuentan con alumnos inmigrantes y sí funcionan las necesidades educativas especiales, de forma que son “tópicos alimentados desde el PSOE en algunos casos y también de otras fuerzas políticas”, según Antonio Manuel Guerra.

Asimismo, ha defendido reivindicaciones económicas como “llegar a como mínimo igual que la enseñanza pública”. Ante ello, ha valorado que en el encuentro con el PP-A “se ha hecho una radiografía de cómo está la enseñanza concertada, concretamente en Córdoba”, de modo que cree que ha sido “productivo”.