El portavoz del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Nieto, ha asegurado hoy que la comunidad será un “foco de debate clave” a nivel nacional una vez que eche a andar la nueva legislatura y que Andalucía tendrá “más peso que nunca”. “Las instituciones andaluzas van a ser claves en la defensa de un modelo igualitario y moderado, donde ningún territorio prevalezca ni se imponga
sobre el resto, donde los derechos de los españoles sean iguales vivan donde vivan”, dijo el dirigente popular.


Aseguró que, desde Andalucía, el PP trabajará en el Parlamento “y donde haga falta” para que la comunidad “no quede nunca relegada ni excluida”. “No pedimos privilegios, pero no aceptamos exclusiones para Andalucía ni un mal trato por parte de Sánchez”, afirmó.

José Antonio Nieto subrayó que frente a un gobierno “más preocupado por cuestiones ideológicas” y por atender al independentismo, en Andalucía el ejecutivo de Juanma Moreno, seguirá siendo el referente de “un gobierno que funciona, que dialoga y busca acuerdos, y que sitúa el interés general por encima de cualquier otro”.

“Andalucía será el foco en el que más se visualice la diferencia entre el gobierno de la fractura de Sánchez y el gobierno integrador y de entendimiento y moderación de Juanma Moreno”, dijo Nieto, quien añadió
que “los españoles van a darse cuenta de que interesa más un gobierno con el modelo andaluz”.

Nieto hizo hincapié en que para ello “es necesario generar unidad en la defensa de los intereses de los andaluces”, cosa que, hasta ahora, aseguró, “no acaba de culminarse”, ya que “el PSOE ha decidido
desaparecer en Andalucía y huir de la responsabilidad de defender a su tierra”; y la responsable del PSOE-A, Susana Díaz, “no ha dicho absolutamente nada”.

“Lo más impactante no ha sido lo que ha dicho Susana Díaz, sino su silencio increíble”, dijo el portavoz del PP en el Parlamento, quien lamentó que Díaz, a la hora de elegir entre defender Andalucía o
plegarse al interés de su ahora líder, Pedro Sánchez, haya optado por lo segundo y por un silencio cobarde”.

En este sentido, añadió que “si su posición política es tan débil que ni siquiera puede defender a su tierra ni los intereses de los andaluces, que lo deje”. El portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía reprochó a Sánchez que “haya estado siempre en funciones para no atender las demandas de la
Junta de Andalucía, pero siempre funcionando para llegar a acuerdos con el independentismo catalán”.

Así, denunció que la ministra de Hacienda y ex consejera, Mª Jesús Montero, “no haya tenido ni un minuto para sentarse con el consejero de Hacienda, Juan Bravo, para resolver problemas importantes como la intervención de facto de las cuentas andaluzas, el pago del IVA de 2017 o los retrasos en el pago de los abonos que corresponden a la Junta, y sin embargo haya tenido multitud de reuniones con representantes del independentismo catalán, en un trato exclusivo y excluyente, para ver qué se le ofrece a Cataluña y lograr así la abstención de ERC”.

“No permitiremos maltrato a Andalucía. El Gobierno andaluz tiene una estrategia clara de cómo impulsar el desarrollo, lo contrario que el de Sánchez, preocupado por la ideología, y se van a visualizar las diferencias entre uno y otro”, apuntó.