La senadora del PP por Córdoba Beatriz Jurado y el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Córdoba, José María Bellido, han afirmado este lunes que el Plan de Márketing para el Aeropuerto de Córdoba, cuya elaboración corresponde a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), llegará “en las próximas semanas” a la Comisión de Coordinación Aeroportuaria de Andalucía, pero que, en cualquier caso, “no es una solución milagrosa”.

Es más, según ha precisado Beatriz Jurado, en rueda de prensa junto a Bellido, el Plan de Márketing que elabora el citado ente público dependiente del Ministerio de Fomento para el aeródromo cordobés “es estándar”, es decir, que lo mismo “vale para Burgos que para Salamanca”, pues se limita a definir, de forma genérica, cuestiones referidas a usos comerciales, a destinos de mayor interés y a promoción en la red de aeropuertos españoles.

Ello quiere decir, según ha subrayado la senadora del PP por Córdoba, que “AENA no es responsable de que las líneas comerciales operen o no” desde un aeropuerto concreto, sino que eso corresponde, según ha asegurado, en este caso al Ayuntamiento de Córdoba y a la Junta de Andalucía, que son las administraciones que deben hacer “más atractiva” a a la que es “la segunda ciudad de Europa con más patrimonio, tras Florencia”.

A juicio de Beatriz Jurado, el Gobierno de la Nación ya ha cumplido, tras invertir “36,5 millones de euros en los últimos años” en ampliar la pista de vuelo y desviar y soterrar las líneas de alta tensión para que el Aeropuerto de Córdoba, con el AFIS también ya en marcha, esté dispuesto para su uso comercial, dado que, con la próxima entrega del Plan de Márketing a la mencionada Comisión de Coordinación Aeroportuaria, que lidera la Junta de Andalucía, se abrirá el plazo de alegaciones al mismo, que podrán presentar, entre otros, Junta y Ayuntamiento.

En consecuencia, según ha señalado por su parte el portavoz del PP en el Consistorio cordobés, José María Bellido, “ya no se puede esperar más tiempo” y es el Ayuntamiento el que “tiene que liderar” la adopción de medidas que haga que las compañías aéreas quieran operar desde el aeródromo cordobés, es decir, en última instancia, se trata de que la alcaldesa, la socialista Isabel Ambrosio, “decida qué quiere hacer con el aeropuerto, que ya lo tiene a su disposición”.

En opinión de Bellido, en primer lugar se debe “retomar la mesa creada en mayo de 2014 y que duró, curiosamente, hasta mayo de 2015”, integrada por la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento de Córdoba, además de por empresarios y sindicatos, para determinar cómo aprovechar el aeropuerto, aunque, según el portavoz popular, de dicha mesa “no salió ni una sola propuesta”, pues fue “partidista”.

Por eso, ahora que el Gobierno del PP ha concluido su labor, según ha resaltado Bellido, es el Ayuntamiento el que tiene que actuar y, para ello, también es preciso “que se constituya la mesa municipal”, que aprobó ya el Pleno que se creara, “para decidir qué hacer con el aeropuerto”, porque, “si en Jerez (Cádiz) hay líneas comerciales” operando en su aeropuerto, “¿por qué no las vamos a tener en Córdoba?”.

Al margen de este asunto y sobre la burocracia en la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) y las críticas de arquitectos y otros colectivos a la misma, Bellido ha opinado que el problema radica en que “Isabel Ambrosio y Pedro García (presidente de la GMU) van a lo suyo” y se dedican, en lugar de a solucionar problemas, a la política del “constante efecto anuncio, pero sin que haya detrás ninguna gestión”.