El portavoz adjunto del Partido Popular en la Diputación de Córdoba Félix Romero ha valorado el compromiso del gobierno de Juanma Moreno al frente de la Junta de Andalucía en materia de política social y dependencia, ya que “gracias al gobierno andaluz podemos aumentar la inversión y las horas de ayuda a domicilio que reciben los dependientes cordobeses”.

Romero ha recordado que 43´5 millones de euros del presupuesto de la Diputación de Córdoba para este servicio (un total de 45 millones de euros) son aportados por la Junta de Andalucía, lo que supone un 96´6% del total de este programa. “El compromiso del gobierno de Juanma Moreno con los dependientes es total, aunque otros quieran ponerse las medallas”, dice Romero en alusión al presidente de la Diputación provincial “que quiere hacer gala de lo que le pagan otros, en este caso el gobierno andaluz”.

 

Gracias a la aportación del gobierno andaluz el Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) ha visto incrementado su presupuesto para 2021 de forma considerable, contando con 5 millones de euros más que en 2020, un 13´48% más. Y de la misma manera 500 usuarios más podrán contar con este servicio en la provincia de Córdoba.

 

Así mismo, otro de los compromisos del gobierno andaluz es al incremento del precio/hora en 1´60 euros, pasando de 13 euros la hora a 14´60 euros en el año 2021. “De esta manera el gobierno andaluz atiende una demanda histórica de los trabajadores de ayuda a domicilio, que en los últimos dos años han visto aumentar casi 500.000 horas este servicio gracias a un ejecutivo autonómico que los escucha y los tiene en cuenta”, comenta Romero.

 

En definitiva, el compromiso del gobierno andaluz con los dependientes cordobeses y con los trabajadores de la ayuda a domicilio es rotundo y se demuestra con cifras y datos, “otra cosa es lo que algunos quieren contar y las medallas que se pretenden poner”, dice Romero y concluye, “en política hay que ser honrados y decir la verdad a los ciudadanos, y hay que hacer un esfuerzo por dejar aparcada la confrontación política a la que nos tiene acostumbrados el señor Ruiz en un asunto tan importante y delicado como es la atención domiciliaria que reciben nuestros mayores y dependientes”.